Pros y contras de la compra de un yate ex-charter

Pros y contras de la compra de un yate ex-charter

La compra de un yate ex-charter puede parecer un ahorro de dinero, pero es crucial darse cuenta de que estos barcos se han utilizado mucho.

Como cualquier inversión importante, la compra de un ex yate de alquiler tiene sus pros y sus contras. Desde el atractivo del ahorro de costes hasta los problemas potenciales del desgaste.

Los yates de alquiler están siempre en acción, transportando regularmente a diferentes grupos de personas. Por ello, pueden sufrir un gran desgaste. Todo ese uso constante puede significar más reparaciones y mantenimiento. Así que, aunque ahorre dinero al principio, podría acabar gastando más en reparaciones más adelante. Es como comprar un coche que se ha conducido mucho. Otra desventaja es que los yates de alquiler están diseñados para alojar a mucha gente, lo que puede no ser lo más adecuado para uso privado.

Pero, por otro lado, la gran ventaja es que resulta mucho más barato que comprar un yate nuevo. El dinero que se ahorra por adelantado lo convierte en una elección inteligente, y aún puede arreglar cosas con el dinero extra.

Otras ventajas de comprar un ex yate de alquiler son :

Mantenimiento:
Los ex yates de alquiler se someten a rigurosos programas de mantenimiento para garantizar que cumplen con los altos estándares exigidos por los clientes de alquiler. Esto significa que cuando usted compra uno, usted está consiguiendo probablemente un barco que se ha cuidado bien, con inspecciones regulares, reparaciones, y actualizaciones.
Totalmente equipado:
Los yates de alquiler vienen totalmente equipados con todas las comodidades necesarias para un crucero agradable.
Disponibilidad inmediata:
A diferencia de encargar un yate nuevo, comprar una embarcación ex-charter proporciona la ventaja de la disponibilidad inmediata.

¿Qué tiene en cuenta a la hora de comprar yates ex-charter?

Deje un comentario

El apellido, la dirección de correo electrónico y el número de teléfono no se publicarán.